No hay productos en su cesta

Product was successfully added to your shopping cart.

5

Información Perlas Tahití

Como su propio son originarias de los mares de Tahití, su color principal es el negro, si bien las tonalidades son muy diversas. Al igual que el resto de las diferentes perlas cultivadas naturales, lo más importante es su lustre; aquellas más perfectas en su redondez, el brillo y la falta de imperfecciones, son las más valoradas. Los tamaños son diversos y se encuentran en tamaños grandes. Junto con las Perlas Australianas, las Perlas de Tahití son las que tienen un mayor diámetro.  

Perlas Tahiti

Perla de Tahití

Originalmente los habitantes de Tahití buceaban a pulmón bajando hasta encontrar las ostras con estas preciadas perlas, se las consideraba un verdadero tesoro y recibió el nombre de "REINA DE LAS PERLAS" por los exploradores occidentales que fueron en busca de este preciado tesoro.

Una vez que los comerciantes Francesas se asientan en la Polinesia Francesa en el siglo XIX, el comercio de estas perlas fluye a occidente y rápidamente empiezan a desaparecer este tipo de ostras, únicas en dar perlas de color negro. Hoy en día, al igual que el resto de perlas, su producción se realiza en cultivos, aunque de manera natural.

Perlas Tahiti

Diferentes formas de las perlas de Tahití

Formación de la Perla Tahití:

Su cultivo se realiza en aguas templadas saladas. La ostra es la "pinctada margaritifera" y su cultivo se realiza en los mares de la Polinesia. El tiempo de cultivo suele ser de entre dos y tres años, el tamaño puede llegar a ser de 14 milímetros. Para conseguir que la ostra forme la perla se introduce una sustancia extraña a la ostra y ésta va formando el nacar sobre ella. Las formas son muy variadas, redondas, aperilladas y las denominadas barrocas.

La Perla de Tahití en el sector de la joyería

Esta perla es muy valorada para el sector de la joyería. La joyas más demandadas son los pendientes, debiendo el joyero tener presente igual el color y el tamaño de las perlas que va a utilizar.

Los collares de esta maravillosa perla negra requieren de un cuidado extremo por parte del joyero. Un collar de perla negra de 12mm por perla suele llevar unas 42 perlas. Igualar todas no es tarea fácil y requiere de un alto grado de profesionalidad. Es sumamente importante igual color, tamaño y pureza de las perlas.

Perlas Tahiti

Los colgantes y los anillos son otras joyas utilizadas para lucir una bonita perla de tahití. En la mayor parte de los casos se suele diseñar con diamantes alrededor o en los brazos de un anillo.
Como conclusión decir que esta perla ha sido y es, una de las más demandadas en la Alta Joyería tanto por su rareza como por la belleza de este tipo de perlas cuando son de gran calidad.