No hay productos en su cesta

Product was successfully added to your shopping cart.

5

Información Perlas Cultivadas

En este apartado trataremos sobre las perlas cultivadas de forma natural y que son más conocidas y usadas en el sector de la joyería.

Cuando hablamos de perlas cultivadas nos estamos refiriendo a que su método de producción está controlado por el ser humano y se realiza en granjas, sean éstas en agua dulce (perla China) o agua salada (japonesa, australiana y tahiti). Cada una de ellas tiene sus peculiaridades y se desarrollan en ostras de diferentes tipos como se puede ver en los diferentes apartados que dedicamos en este punto a las perlas. Mientras que la perla de agua dulce se cría dentro de mejillones (de diferente tipo), el resto se forman en diferentes familias de ostras.

Perlas Cultivadas

Perla cultivada australiana

A lo largo de la historia las perlas siempre fueron deseadas para la creación de piezas de Alta Joyería, fundamentalmente las perlas australianas así como las de Tahiti. Estas dos últimas, y hasta principios del siglo XX, eran recogidas del fondo del mar por expertos buceadores que iban en barcos de pesca. La mayor parte de ellas las compraban los occidentales y las traían para crear joyas de ensueño. Posteriormente, y ante la escasez de éstas, empieza el cultivo de grajas de ostras productoras de perlas. Las zonas donde se crían son los mismos en los que tenían su hábitat natural, siendo que las perlas crecen dentro de la ostra en las mismas aguas donde se encontraron en origen. Por tanto el cultivo de las perlas no merma en nada la belleza que tenían hace siglos.
En términos generales conviene diferenciar el uso que se hace en joyería de las perlas mencionadas:

Perlas Cultivadas

Agua dulce - akoya - mares del sur - perla negra

• PERLAS DE AGUA DULCE (China): Su uso está muy extendido en la bisutería y en menor medida en joyas de oro. En los últimos años han conseguido que estas perlas sean cada día más perfectas y de gran tamaño.
• PERLA AKOYA (Japón): Se utiliza fundamentalmente en joyería y no suele ser trabajada en el sector de bisutería. Los tamaños son intermedios, siendo que pueden ir desde 4mm hasta 9-10mm como máximo. Se crían en aguas saladas.
• PERLA DE LOS MARES DEL SUR (Australia): Son las reinas por excelencia de la Alta Joyería. Sus tamaños más usados son desde 9mm hasta 13-14. Estas perlas pueden tener tamaños superiores a 29mm. Perlas de agua salada.
• PERLA NEGRA (Tahiti): Estas perlas son muy valiosas por sus colores tan especiales. Los tamaños van desde los 7mm hasta los 13mm e incluso más. Se cultivan en agua salada.

Todas estas perlas tienen en común las diversas formas en las que aparecen una vez terminado el proceso de cultivo. Sus formas pueden ser redondeadas, ovales, anilladas o barrocas. En el caso de las perlas de Australia el tiempo mínimo de cultivo es de 2/3 años, pudiendo llegar a muchos más.