No hay productos en su cesta

Product was successfully added to your shopping cart.

5

Product was successfully added to your compare list.

5

Product was successfully added to your wishlist.

5

Formas de los Diamantes

Lo primero que conviene decir es que al hablar de Diamante estamos mencionando el mineral según está en la naturaleza, no de la forma del mismo. Un diamante es simplemente carbono puro y con características propias, y que en base a su morfología se podrá tallar en una u otra manera. Esto es importante en la medida de que para muchas personas existe la confusión al pensar que diamante y brillante es lo mismo, cuando en realidad un brillante es un diamante que se ha tallado en forma redonda.

Como se puede ver en el apartado “los diamantes en bruto”, las diferentes formas en las que aparecen los diamantes son muy variadas, en el siguiente cuadro podemos ver algunas de ellas:

Color de los diamantes

De igual forma deberemos diferenciar la “talla del diamante” de la “forma final del diamante”; si bien estos dos conceptos están íntimamente relacionados. Para entender de manera sencilla este concepto nos podemos referir a la talla brillante. La forma es la misma, es decir redonda, pero existen diferentes formas de tallar en forma de brillante un diamante al realizar el tallador más o menos facetas en el diamante.

En la imagen siguiente podemos observar como dos diamantes de talla brillante, es decir, con la misma forma, se han tallado de manera diferente. El de la izquierda tiene 129 facetas y el de la derecha 57, siendo este último el denominado talla moderna.

El precio de los diamantes según la forma y calidad de la talla

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la forma redonda tiene un sobre precio de entre un 20 y un 30% en relación al resto de formas. Esto se explica por tres razones fundamentales. La primera es porque la forma redonda no permite aprovechar el diamante en bruto como el resto de formas, la segunda es por el mayor número de facetas que tiene la forma redonda (ello conlleva más trabajo y especialización por parte del tallador) y por último porque la forma redonda es con mucho la más demandada.

Dicho esto conviene decir que hoy en día la calidad de la talla es uno de los elementos que más importancia tienen en el mercado de los diamantes. La calidad va a depender de unos estándares establecidos en función de sus proporciones, de la simetría y de la calidad del pulido. Estos tres factores hacen que diamante tallado tenga más o menos vida (forma coloquial de indicar la luz que refleja).
A continuación se adjunta un dibujo en el que podemos ver las proporciones ideales de un diamante talla brillante:

Color de los diamantes

Si bien la forma brillante es la más conocida, existen muchas otras que se tallan en base a la forma del diamante en bruto con el fin de aprovechar al máximo el diamante. En el cuadro siguiente podemos ver las más comunes con su nombre en inglés:

formas de los diamantes