No hay productos en su cesta

Product was successfully added to your shopping cart.

5

Product was successfully added to your compare list.

5

Product was successfully added to your wishlist.

5

Cómo limpiar las joyas

Las joyas requieren de un mantenimiento cuidadoso que las mantenga en todo momento en su estado original. Realizar determinadas labores simples nos ayudará a que siempre luzcan como el primer día. Cada pieza de joyería es distinta a otra y deberá ser limpiada de manera diferente, no es lo mismo limpiar un anillo de oro que una joya con diamantes o con otro tipo de piedras preciosas.

Introducción a los diamantes

JOYAS ÚNICAS PARA MOMENTOS ÚNICOS

Visite nuestra selección de joyas >

Limpieza de joyas de diamantes:

Conviene decir que el uso de joyas con diamantes cuando se tienen determinados trabajos que exponen a la joya a roces o golpes no es aconsejable. A pesar de que el diamante es el mineral más duro de la naturaleza un golpe fuerte podría romperlo. Igualmente es conveniente que el CLORO u otros productos químicos estén fuera del alcance de este tipo de joyas. Si bien al diamante no le ocurriría nada la joya si decoloraría.

Como limpiar las Joyas

Limpie sus diamantes con regularidad utilizando una mezcla de amoniaco y agua o un detergente suave. Sumerja la joya en la solución y utilice un cepillo suave para eliminar el polvo o la suciedad. Ponga especial atención en la parte posterior de la joya, aquí es donde más se ensucia.

Enjuague bien y seque sus joyas después de la limpieza antes de guardarlo.

Evite tocar sus diamantes limpios con los dedos. Maneje la joya limpia por sus bordes.

Limpieza piedras preciosas

Muchas piedras preciosas naturales son tratadas o mejoradas y tradicionalmente aceptadas de la industria de la joyería (salvo los diamantes). Estos tratamientos pueden afectar a cómo se debe limpiar y cuidar su joya de piedras preciosas de color. En estos casos lo mejor es consultar a su joyero, bien sea para que él mismo la limpie, bien para que nos aconseje como hacerlo.

Por lo general las esmeraldas, rubíes y zafiros debe de limpiarlos después de haberla usado utilizando un trapo limpio y ligeramente húmedo. Esto garantizará que siempre estén limpias y no necesiten mantenimiento. Posteriormente, y una vez cada dos años, conviene llevarlas a su joyero y que haga un mantenimiento profesional.

No exponga este tipo de gemas preciosas o perlas al agua salada o productos químicos fuertes como el cloro o detergentes. Estos productos químicos pueden deteriorar estas gemas. De igual forma intente mantenerlas alejadas de la laca del pelo, perfumes y otros productos abrasivos.

Como limpiar las Joyas

La Laca para el cabello, los perfumes y el sudor pueden llegar a dañar las joyas con piedras preciosas. La recomendación sería ponerse las joyas una vez nos hemos aplicado productos como los antes mencionados. Asegúrese de limpiar las piedras después de usar para eliminar los productos químicos, aceites o transpiración.

Casi todas las joyas de piedra de color deben limpiarse usando un jabón suave, agua y un cepillo de hebras ligeras. Enjuague bien y seque sus joyas después de la limpieza antes de guardarlas.

Y no se olvide que ante cualquier duda debe de ir a su joyero de confianza quien le asesorará sobre la forma de limpiar la joya. Él como profesional igualmente podrá hacer ese trabajo por Vd. de manera eficaz y sin peligro para sus joyas.