Calle Fernando el Santo 24, 28010 - Madrid

 

 

 Jorge Juan Joyeros

Joyas y Anillos de Compromiso

Mayoristas - Gemólogos

Joyeria en Madrid  -  91 702 21 51

No products in the cart.

Diamantes Libres de Conflicto

 

INTRODUCCIÓN:


El mundo ha evolucionado en las últimas décadas de manera rápida y exigente. El sector del diamante no podía estar por más tiempo alejado de la trasparencia necesaria para que la sociedad tenga plena confianza en todos aquellos que, de una u otra forma, estamos en la cadena del sector de la joyería y los diamantes. Si bien los grandes productores siempre han estado alejados de los denominados “diamantes de sangre”, no es menos cierto que los niveles de exigencia legales en el control de este tipo de diamantes era ciertamente laxo. Los dramáticos acontecimientos ocurridos en determinadas zonas de Africa en la década de los noventa obligó a la Organización de Naciones Unidas a tomar la iniciativa para eliminar los llamados diamantes de sangre de los mercados donde se comercializan estas gemas.


 

DIAMANTES DE CONFLICTO

Diamantes de Sangre


Los diamantes de conflicto son los comercializados ilegalmente para financiar guerras, especialmente en determinadas zonas de África (central y occidental). Naciones Unidas los define de la siguiente forma: "son los diamantes que se extraen en países controlados por fuerzas opuestas a los gobiernos legítimos e internacionalmente reconocidas, siendo utilizados para la financiación de acciones bélicas en contra de esos gobiernos y la normativa de las Naciones Unidas". Los diamantes utilizados para dichos fines son conocidos como “Diamantes de Sangre".


 

DIAMANTES DE SANGRE, ANTECEDENTES


Entre el 3 y el 5% de la producción mundial de diamantes durante la década de los años 90 provenían de Sierra Leona. Este país capturó la atención del mundo entero por las guerras internas tan brutales encaminadas a conseguir el poder. Pero no sólo se limitó este fenómeno a Sierra Leona; los rebeldes de países como Angola, Costa de Marfil, la República Democrática del Congo, entre otros, financiaban sus acciones bélicas a través de la venta de diamantes en bruto, es decir, previamente a ser tallados. En la actualidad los diamantes de conflicto representan menos de 1% de la producción mundial.


 

MEDIDAS ADOPTADAS PARA ERRADICAR LOS DIAMANTES DE CONFLICTO (CERTIFICADO KIMBERLEY)

 

La Industria del diamante en Julio del año 2000 adoptó, junto con la comunidad internacional, la política de tolerancia cero hacia este tipo de diamantes. En colaboración con las Naciones Unidas, gobiernos y diferentes intervinientes en el mercado de los diamantes, incluidas diferentes ONG, se creó el Sistema de Certificación KIMBERLEY PROCESS (ver Proceso Kimberley).

 


Certificado Kimberley

 

Esta certificación se encaminó a erradicar los diamantes de conflicto. Dicho proceso se adopta de manera oficial en el año 2003, siendo su principal función eliminar de la cadena de suministro los diamantes que no son de curso legal. Si bien todas las medidas adoptadas tienen a partir de ese momento carácter legal, la propia industria del diamante adopta medidas voluntarias añadidas que garantizan a los consumidores que todos los diamantes existentes en el comercio son de curso legal.


 

SITUACION ACTUAL DE LOS DIAMANTES DE CONFLICTO

 

En la actualidad hay más de 70 países que han incluido en su legislación el Sistema de Certificación del Proceso Kimberley, la Comunidad Europea es uno de ellos. Cabe destacar que las medidas que se adoptaron no son inamovibles, sino que existen diferentes grupos de trabajo permanentes para dar respuesta en todo momento a los nuevos retos que puedan surgir, por ello la Industria del Diamante trabaja de manera continua con diferentes ONG, gobiernos y la ONU, ello permite avanzar en el Sistema de Garantías.



Trabajadores en las fabricas de tallado de Botswana

LOS BENEFICIOS DE LA INDUSTRIA DEL DIAMANTE PARA LOS PAISES PRODUCTORES

 

 


Por otro lado conviene indicar que la práctica totalidad de los diamantes provienen de países que no están en conflictos bélicos. Los recursos diamantíferos de estos países han logrado un desarrollo económico y social de gran importancia. Infraestructuras, hospitales y educación han sido beneficiadas con los recursos económicos que provienen de los diamantes. Actualmente los mayores países productores de diamantes son Australia, Botswana, Namibia, Tanzania, Sudáfrica, Rusia y Canadá.

 

 

 


 

 

 

MAPA DE PAISES PRODUCTORES DE DIAMANTES O CON RESERVAS DE ESTOS

 

Mapa de países productores de diamanetes

 

 

El Certificado Kimberley sólo lo pueden emitir los países productores de diamantes en bruto que pertenecen al Proceso Kimberley, es decir, países que no están en conflicto, siendo que ningún diamante carente del citado certificado puede entrar en ningún país adherido al Proceso, y por consiguiente a ninguna de las bolsas del diamante existentes en el mundo. Las propias bolsas del diamante tienen organismos de control por donde pasan todas las importaciones de diamantes en bruto de cualquier país productor, o no productor. En estos organismos se verifica tanto el peso declarado como el número de diamantes que aparece en el Certificado Kimberley. Es importante indicar que en la actualidad hay varios países, entre ellos Sierra Leona, que han sido admitidos al Kimberley Process por haber adoptado todas las medidas legales exigidas para estar dentro de los países adheridos. El Proceso Kimberley no es inamovible, una de las misiones es la presión hacia los países que no cumplen con las normas del Proceso con el fin de que sus diamantes no tengan valor y por tanto no puedan financiar ningún tipo de guerra. Esta presión ha dado como resultado que varios países que no cumplían con la normativa legal se hayan podido adherir una vez la ONU ha verificado el cumplimiento tácito de toda la legislación vigente al respecto. Para más información sobre los controles existentes que evitan la entrada de diamantes en conflicto en la cadena de suministro legal pinchar en este enlace.


 

Por tanto todas las medidas adoptadas, y encaminadas a que la industria del diamante tenga mecanismos de control frente a situación claramente indeseables, han contribuido eliminar cualquier atisbo de duda frente al consumidor sobre los denominados "diamantes de sangre", La transparencia de las medidas tomadas a través de la informarción pública, así como de una legislación clara, ha contribuido enormemente a eliminar a actores indeseables de la industria del diamante a la que por otra parte nunca pertenecieron.