Información sobre los Diamantes

EL MUNDO DEL DIAMANTE

Mina de Diamantes en Sudáfrica

Mina de diamantes en Sudáfrica

Antes de hablar de la extracción de los diamantes en las minas conviene saber que sólo el 20% de ellos son de calidad gema, el 80% restante se usa para diferentes actividades de carácter industrial.

 El denominado “diamante calidad gema” es el utilizado en joyería. Este tipo de diamantes tienen determinadas cualidades de las que carecen los denominados diamantes industriales. Entre éstas podemos destacar el color y la pureza. A diferencia de los diamantes industriales (se utilizan en brocas para movimientos de tierra, para las de los dentistas …), los diamantes de calidad gema son limpios y de color blanco (raramente se encuentra diamantes de colores naturales en azul, rosa …, los cuales son sumamente apreciados y de valor altísimo). Desde un punto de vista gemológico luego se dividen en diferentes calidades y colores.

Diamantes en Bruto

Diamantes en Bruto

Información sobre los Diamantes

A) La extracción de los diamantes:

Existen dos formas de extraer los diamantes en función de su ubicación física.

1.- PIPE. (tubería o chimenea).

Es la extracción de los diamantes a través de las chimeneas de origen volcánico. Esta “chimenea” se va abriendo y dejando a cielo abierto. Los diamantes se encuentran básicamente en dos tipos de rocas llamadas Kimberlita y la Lamproita. Podemos ver lo dicho con más detalle en WIKIPEDIA (http://es.wikipedia.org/wiki/Kimberlita ) :

“El diamante se encuentra en la kimberlita, la cual es una roca ígnea volcánica, básica, de la que se obtienen los diamantes (también se dan en otro tipo de roca conocido como lamproíta). Los depósitos en Kimberley, Sudáfrica fueron los primeros en ser reconocidos, de ahí el origen de su nombre.

Esta roca se formó en el magma fundido a gran profundidad, a alta presión y temperatura bajo la superficie de la Tierra hace más de 100 millones de años, donde el carbono cristalizó en forma de diamante. Posteriormente la kimberlita ascendió por grietas volcánicas llamadas chimeneas donde actualmente se acumula el diamante incrustado en esta roca o en la peridotita y liberado en la superficie de la Tierra por los agentes atmosféricos.”

diamante en bruto

diamante octaedro

Para la obtención de un kilate de diamante pulido de calidad gema se debe de extraer de promedio unas 250 toneladas de tierras.Posteriormente la roca extraída se lleva a la superficie y se transporta a una planta de cribado en la que los diamantes se separan de la Kimberlita o la Lamproita. De igual forma hay que precisar que este tipo de extracción se da tanto en cielo abierto como en minas cerradas. Una vez se ha extraído el diamante de las zonas abiertas se realizan tubos perpendiculares u horizontales a la tierra donde se extraen los diamantes de manera más rudimentaria o artesanal.

2.- Yacimientos fluviales:

Antiguamente las únicas minas de diamantes existentes eran aquellas que se explotaban en los lechos de los ríos. Ello era debido a que todos los minerales pesados se iban depositando en las laderas de éstos. De igual forma existían numerosas playas en el sur y centro de Africa que eran verdaderos tesoros de diamantes.

Los ríos transportaban desde zonas volcánicas este mineral. Incluso se han encontrado yacimientos en antiguos ríos en zonas actualmente desérticas. Las primeras explotaciones conocidas datan del siglo 8 a.C. y se ubicaban en la India.

Estos diamantes y debido a la los miles de años de erosión tienen forma de canto rodado.

diamante explotación fluvial

diamante extracción fluvial

B) La Comercialización del diamante en bruto:

Una vez se ha extraído el diamante de la tierra el paso siguiente es su comercialización.

Actualmente existen tres grandes compañías dedicadas a la extracción y comercialización de los diamantes en bruto. Entre ellas destaca DE BEERS. Las otras dos son RIO TINTO y AL ROSE; compañías de origen canadiense y ruso respectivamente.

De Beers tiene su sede central en Johannesburgo, y su principal actividad es la explotación y comercialización de los diamantes. Si bien hasta los años 90 tenía prácticamente el monopolio del diamante, hoy en día su producción representa menos del 50%. Es de destacar que De Beers en los últimos años ha creado una Joint-Venture conLVMH para la comercialización de joyas con sus propios diamantes ya tallados.

Mina de Debeer en Botswana

La D.T.C. (Diamond Trade Company) es la empresa que tiene DE BEERS para la comercialización del diamante en bruto. De igual forma DE BEERS vende a través de canales ONLINE los diamantes en bruto desde 2008 con su compañía DIAMDEL, la cuál fue fundada en 1964.

De igual forma DE BEERS vende en las llamadas VISTAS (días de venta concertados) los diamantes en bruto a los denominados sightholder a través de su empresa CSO (Central Selling Organization). A través de este procedimiento se venden lotes de diamantes en bruto a los sightholder, pudiendo ir el importe de venta a cada uno de ellos desde los 500 mil dólares hasta varios millones. Ningún sightholder puede renunciar a comprar bajo pena de expulsión. Actualmente existen 106 sightholder en todo el mundo. Podemos ver la lista en el siguiente link:

http://www.dtcsightholderdirectory.com/Sightholder/modules/sightholders/SearchPage.aspx?Page=0

De Beers, junto con las dos otras grandes compañías ya mencionadas, controlan los precios del diamante. Ante una pobre demanda contraen la producción, de tal forma que la menor existencia de diamantes mantiene los precios.

¿Qué es un SIGHTHOLDER:

Como se ha dicho, en la actualidad existen 106 sightholder en el mundo. Estos son elegidos por la DTC y comercializan el 75% del diamante del mundo. La DTC selecciona a los sightholder por diferentes conceptos tales como su capacidad financiera y ética, su conocimiento del mercado, y la fuerza para añadir valor al diamante. Los sightholder son los únicos que pueden ir a las 10 semanas de venta que se realizan 10 veces cada año. En ellas cada uno de ellos tiene asignado un lote y está obligado a comprarlo.

Todo SIGHTHOLDER debe por obligación cumplir con la normativa de LAS NACIONES UNIDAS en cuanto a las normas del KIMBERLY PROCESS CERTICATE SCHEME (KPCS). Este certificado garantiza que los diamantes no provienen de países en conficto.

Sightholder inspeccíonando su compra a la DTC

Sightholder inspeccíonando su compra a la DTC

Hasta la década de los 90 la división jerárquica en el proceso de compra de diamantes estaba muy delimitada. Las grandes compañías vendían a los SIGHTHOLDER y estos a MAYORISTAS. Estos últimos eran los encargados de vender a los FABRICANTES de joyería, quienes a su vez vendían a las joyerías y éstos al público en general. La situación actual ha cambiado enormemente debido a la globalización. Los SIGHTHOLDER en muchos casos tallan sus propios diamantes y tienen sus propios departamentos de venta que comercializan el diamante tanto al mayor como directamente a las joyerías. Dado que desde el punto de vista de un profesional del diamante los márgenes son pequeños, a muchos mayoristas del diamante esta situación les ha obligado a replantearse el negocio. Ya no vivimos en un mercado cerrado, esto hace que la competencia sea cada día más alta y por tanto los mercados no se entienden como locales. Tal situación a redundado en beneficio del consumidor final, pues que muchas joyerías puedan comprar directamente a los sightholder hace que sus precios puedan ser más competitivos. Hoy en día el comprador final debe de limitarse a verificar que la calidad del diamante que compra es la que le dice el joyero a través de un certificado gemológico que acredite las características del diamante, e igualmente que éste -el diamante- tenga un precio razonable en base a las características del mismo. Dicho certificado debe regirse por las normas internacionales de los diferentes Institutos Gemológicos Internacionales, fundamental los emitidos por la GIA y el HRD. La diferencia de un grado de color o pureza puede ser aceptable y lógico, pues en gran medida una certificación dependerá del criterio del gemólogo que lo realice, pero en ningún caso el cliente puede recibir un diamante con calidades claramente inferiores a las que se le certifican. De ocurrir esto, el cliente podrá exigir la devolución de lo pagado. Esta situación es realmente marginal pues la mayor parte de los joyeros se rigen por normas éticas de buena conducta y en ello va su prestigio y su propio negocio.

Por tanto, y como ocurre en otros sectores de consumo, la globalización ha traído grandes ventajas de cara al consumidor, dando acceso de manera más razonable a productos que hoy en día tienen mayores garantías y precios más razonables.

Jorge Juan Joyero

Jorge Juan Joyero

Fernando el Santo 24, 28010 Madrid

917022151 – 917020625

http://www.diamantesdecompromiso.com

atencionalcliente@diamantesdecompromiso.com

anillos de pedida

Acerca de karina

Ana Karina Kawai Licenciada en Bellas Artes Gemóloga Titulada por el I.G.E. Diseñadora de joyas Administradora de J.K. Diamonds Suppliers Marca comercial: Jorge Juan Joyero
Esta entrada fue publicada en Diamantes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario